Descubre más recursos

No hay sólo un camino hacia el bienestar: existen muchos sistemas de apoyo que te pueden ayudar en tu proceso de sanación.

Ya sea que hayas decidido hacerte cargo de tu recuperación por tu cuenta, quieras asistir a reuniones semanales o inscribirte en un programa estructurado en un hospital, hay varios programas y recursos para ayudarte a construir una comunidad en esta nueva forma de vida. Explora cómo te pueden ayudar las siguientes opciones a medida que avanzas.

Mamá e hija mayor cocinando juntas

¿Cómo es un camino hacia la recuperación?

La recuperación del consumo de sustancias es diferente para cada persona. Puede incluir prácticas de sanación tradicionales, terapia y medicación. Muchas de las opciones que se listan aquí han sido utilizadas por siglos en comunidades negras y de origen hispano o latino (incluyendo comunidades afrolatinx), y en la actualidad siguen ayudando a las personas a sanar. 

Si estás preparado para hacer un cambio, encontrarás muchas opciones disponibles para tu recuperación, y no necesitas elegir sólo una. Lo que funciona para unos, puede que sea útil para otros, así que prueba una variedad de opciones y combinaciones hasta que encuentres lo que funciona para ti. Tu proceso de sanación podría incluir:

Meditación

La meditación de conciencia plena o mindfulness te enseña cómo enfocarte en el momento presente. A medida que avanzas por tu proceso de recuperación, enfrentarás desafíos (podrían ser los mismos que te llevaron al consumo de sustancias). Convertir la meditación en parte de tu rutina diaria, semanal o mensual, o incluso practicarla de vez en cuando, te puede ayudar a desacelerar y calmar tu sistema nervioso, reducir tu nivel de estrés y ayudarte a manejar tus emociones. Muchas personas descubren que se necesita tiempo (semanas a meses) para sentir los beneficios relajantes de practicar la meditación. Puede que otros perciban los beneficios de inmediato. Muchos videos y apps de meditación están disponibles de forma gratuita en línea.

Ejercicio y acondicionamiento físico

Ya sea que camines, sigas una rutina de acondicionamiento o practiques un deporte en equipo, el ejercicio regular también contribuye a tu bienestar físico y mental. Ejercitarse no es sólo una forma de fortalecer tus músculos: también puede mejorar tu estado de ánimo, apariencia y salud mental al reducir el estrés y liberar endorfinas. Te puede brindar algo saludable en lo que enfocarte cuando sientas la tentación de consumir. Para obtener apoyo, visita The Phoenix (en inglés), una comunidad de ejercicio a nivel nacional para personas en proceso de recuperación.

Durante tu recuperación, tendrás momentos en los que te sentirás estresado, sensible o abrumado. Una salida creativa te puede distraer de tus síntomas y ayudarte a procesar tus emociones.

Escritura creativa

Consigue papel y lápiz o abre tu app de notas. Prueba empezar un diario, escribir poesía o historias para comprender emociones complejas. Escribir puede ser una actividad solitaria o te puedes conectar con otras personas a través de un grupo de escritura. Si no estás seguro de dónde empezar, revisa en línea consejos para escribir. A medida que escribas, podrías descubrir información nueva sobre ti mismo que te puede guiar hacia un futuro más saludable.

Proyectos de arte o manualidades

¿Te gusta dibujar, pintar, hacer collage, hacer escultura, coser, tejer o realizar videos? Proyectos creativos como estos son una manera saludable de volver a conectarte contigo mismo, controlar el estrés y desarrollar tus habilidades.

Música

La música tiene beneficios terapéuticos, ya sea tocar un instrumento, escribir una canción o escuchar un gran álbum. La música te puede ayudar a relajarte, conectarte con tus emociones y expresarte.

Teatro y danza

El teatro y la danza te pueden ayudar a expresar tus emociones, desarrollar tu autoestima y conectarte con otras personas creativas.

La recuperación es una oportunidad para reflexionar acerca de quién eres y quién quieres ser. Tal vez te interese reconectar con tus raíces y construir una comunidad con otras personas que te entienden, basándote en tu cultura, raza, etnia, género, orientación sexual, religión o espiritualidad, o el papel que tienes en tu familia.

Investigar tradiciones culturales o ancestrales

Recuperar tu historia familiar y ancestral puede ser parte de un proceso de recuperación exitoso. Esto podría incluir hablar con las personas mayores, conocer prácticas y ceremonias de sanación tradicionales, visitar la tierra de nuestros ancestros o investigar acerca de la historia de tu familia. Por ejemplo, la curandería es una forma de sanación que utilizan algunas personas para tratar holísticamente la mente, el cuerpo y el espíritu.

Toma en cuenta el impacto del racismo y del trauma racial

Reflexionar acerca del racismo y el trauma racial que has experimentado tú, tus seres queridos  y tu comunidad puede ser un trabajo complejo y conmovedor. Si eliges explorar el impacto de esta forma de discriminación en tu proceso de sanación, es importante que seas amable contigo.

Si necesitas apoyo para abordar comentarios e incidentes racistas, te podría resultar útil unirte a un grupo terapéutico o recurrir a la sabiduría de las personas mayores, curanderos y líderes de la comunidad. A medida que avances en tu proceso de sanación encuentra espacios curativos que te abran las puertas sin discriminación. Podría requerir un tiempo encontrarlos.

Reflexiona acerca de otros traumas relacionados con tu identidad

De manera similar, podría ser sanador reflexionar, explorar y reponerte de cualquier experiencia traumática en tu vida en función de tus características de identidad, como tu género, orientación sexual y creencias religiosas. Conectarse con otros que tienen experiencias similares o que también están buscando apoyo te puede ayudar a atravesar por esas experiencias y sentimientos.

Ya sea que la fe y la espiritualidad formen parte de tu vida o que las estés adoptando por primera vez, conectarse con un poder o propósito superior puede ser una forma de encontrar estabilidad, un objetivo y significado.

Encontrar una guía en lo divino

Creer en un poder superior te puede brindar un rumbo a seguir y la fuerza interior durante tu proceso de recuperación. Algunos grupos de apoyo y programas de 12 pasos, como Alcohólicos Anónimos y Narcóticos Anónimos, adoptan un enfoque basado en la fe que te podría ser de ayuda.

Explorar la espiritualidad no religiosa

Incluso si no eres una persona religiosa, te podrías beneficiar de incorporar la espiritualidad a tu vida. Prácticas como la meditación, yoga, tai chi y pasar tiempo en la naturaleza pueden reducir tu nivel de estrés y ayudarte a encontrar la paz interior. El trabajo de sanación energética puede ser una forma excelente de organizar, procesar y regular tus emociones y reducir el estrés. 

Construir una comunidad

Conéctate con personas que tienen valores, antecedentes, experiencias e identidades similares a ti (o que son diferentes pero tienen objetivos parecidos). Construir un círculo social en torno a algo distinto al alcohol o las drogas te ayudará en tu proceso hacia el bienestar. 

Recuperación por tu cuenta es cuando creas tu propio plan de recuperación y tú mismo le das seguimiento. Tendrás más probabilidades de tener éxito si estás muy motivado a sanar y si tienes acceso a recursos, a una red de apoyo, así como a un médico o terapeuta que te guíe. Un plan de recuperación por tu cuenta podría incluir ver tu programa de televisión favorito, hacer ejercicio, meditación y actividades de autoexpresión como la música o el arte.

Para conocer a otras personas en recuperación y aprender de sus experiencias, únete a grupos de apoyo o de autoayuda, o acércate a un especialista de apoyo entre pares. Las reuniones grupales, tanto presenciales como en línea, suelen ser conducidas por un facilitador capacitado. Ofrecen espacios seguros para sanar y en los cuales se puede construir una comunidad y compartir recursos, logros, frustraciones y más. Los especialistas en el apoyo entre pares son personas que han pasado por la experiencia y que brindan consejería individual o dirigen grupos de apoyo para personas en recuperación. Estos recursos te podrían resultar útiles:

  • Alcohólicos Anónimos (en español) y Narcóticos Anónimos (en inglés en Estados Unidos, pero puedes encontrar páginas en español de otros países) tienen una base espiritual, mientras que Smart Recovery (en español) adopta un enfoque científico.
  • Learn to Cope (en español) ofrece reuniones virtuales para la comunidad latina.
  • BEAM (en inglés) ofrece programas en línea para personas negras.
  • SAFE Project (en inglés) tiene varios recursos de salud mental para la comunidad negra.
  • Black Faces Black Voices (en inglés) se enfoca en el bienestar y la recuperación de comunidades negras.
  • The Harm Reduction Community (en inglés) trabaja para alcanzar la equidad y la justicia social para las personas en recuperación. 

Hablar con un terapeuta te puede ayudar a procesar las cosas de tu vida diaria, incluyendo situaciones en el trabajo y la escuela, así como las relaciones con la familia, amigos y seres queridos. También te puede ayudar a conocerte más a ti mismo, desenredar tus emociones y empezar a procesar las experiencias traumáticas. Si has estado utilizando las sustancias para manejar el estrés o la ansiedad, te resultará útil revisar tu salud mental con un terapeuta de confianza, quien te ayudará a encontrar maneras más saludables de afrontamiento, así como herramientas para identificar los desencadenantes, y consejos para establecer límites. 

Si nunca has hablado con un terapeuta capacitado, es posible que te sientas reacio a compartir tus sentimientos y experiencias personales con un extraño. También recuerda que podría suceder que el primer terapeuta con el que te reúnas no sea el adecuado para ti. A muchas personas les pasa que tienen que reunirse con varios terapeutas diferentes antes de encontrar al “adecuado”. Las siguientes organizaciones te conectarán con terapeutas que escuchan y comprenden:

El manejo de la abstinencia (antes conocido como manejo de la desintoxicación) es el proceso de reducción gradual de una sustancia que ya no quieres seguir consumiendo. Cuando tu cuerpo se ha vuelto dependiente de las drogas o el alcohol, puede ser peligroso o incluso mortal suspender su consumo con mucha rapidez, por lo que es importante realizarlo lentamente. Por lo general hay dos formas de manejar la abstinencia: manejo médicamente controlado o manejo social, que sustituye intervenciones médicas por habitación, alimentos y apoyo interpersonal.

Para obtener apoyo en el caso de abstinencia de opioides, le puedes preguntar a tu médico acerca de medicamentos para el trastorno por consumo de opioides (MOUD, por sus siglas en inglés).

En el caso del alcohol y muchas otras sustancias, el manejo de la abstinencia ayuda a aliviar algunos de los síntomas emocionales y físicos que podrías experimentar si suspendes el consumo de forma abrupta. 

Cuando es prescrita y supervisada por un médico, la medicación te puede ayudar a estabilizar tu vida y aumentar tu bienestar. Los medicamentos aprobados por la FDA, como la metadona, buprenorfina y naltrexona te pueden ayudar a aliviar posibles dolores, náuseas, antojos y otras molestias a medida que suspendes el consumo.

Los programas de rehabilitación residencial se llevan a cabo en instalaciones de atención médica en las que los pacientes se internan para recuperarse en un entorno estructurado. Durante tu estancia en la instalación, recibes múltiples estilos de tratamiento y terapia, como terapia conversacional, terapia de arte, educación, medicación y más. Te enfocas en tu sanación en un entorno de apoyo con personal capacitado y otras personas que están comenzando su proceso hacia el bienestar. Estos programas pueden ser costosos, pero tu seguro médico puede que los cubra. Llama a tu compañía de seguros y obtén una lista de proveedores cercanos a tu localidad que acepten tu cobertura.

Las viviendas de sobriedad están diseñadas para las personas en recuperación que necesitan tanto un lugar donde vivir como acceso a servicios de apoyo. Estas casas o departamentos proporcionan un ambiente alentador para apoyarte a desarrollar patrones más saludables y vivir una vida libre de sustancias. Generalmente, estás en una comunidad con otras personas que también se encuentran en su proceso hacia la recuperación.

Encuentra y compara instalaciones de tratamiento

Estos recursos te pueden ayudar a encontrar respuestas, ya sea que te preguntes qué tipo de tratamiento es adecuado para ti, estés buscando programas de tratamiento o quieras escuchar a otras personas en recuperación.

Grupo de apoyo entre pares

Para identificar proveedores de tratamiento de adicciones en tu área, visita:

Al comparar las instalaciones, te puede resultar útil:

  • Leer 11 Indicators of Quality Addiction Treatment (en inglés)
  • Filtrar por instalaciones de apoyo a LGBTQIA+ o que se enfocan en grupos determinados de edad o culturales.
  • Revisar los servicios, prácticas y acreditaciones.
  • Revisar qué seguro u opciones de pago son aceptadas.
  • Encontrar apoyo adicional para ti o un ser querido.

¿Necesitas ayuda inmediata?

  • Llama a la línea nacional de ayuda de SAMHSA

    Disponible las 24 horas

    Idiomas: Inglés, español 

  • Llama a la Línea 988 de Prevención del Suicidio y Crisis

    Disponible las 24 horas

    Idiomas: Inglés, español

  • Envía un mensaje de texto en caso de crisis

    Envía un mensaje con la palabra AYUDA al 741741

    Disponible las 24 horas

    Idiomas: Inglés, español